El αἴνιγμα 25 ha sido resuelto

Efectivamente, como bien ha dicho Juanra de 2º C de Bachillerato, se trata de la “bulla” de los niños libres de Roma.

Aquí os dejo una breve explicación

Y aquí otra más completa

 

¡Enhorabuena!

αἴνιγμα 25

Bien, pues primer αἴνιγμα de este curso para mis alumnos de latín y griego.  Aquí van las pistas:

αἴνιγμα 24 resuelto

Este enigma quedó reuelto por Óscar Torres de 1º C.

La respuesta correcta es: El clavo de una sandalia militar romana.

αἴνιγμα 24

A petición de mis alumnos, vuelvo a colocar un enigma en nuestro blog.  Es facilito.

Vamos allá:

Información:

  1. Soy romano.
  2. Probablemente nací en alguna parte de Italia.
  3. Inmediatamente me incorporé al ejército y en él pasé toda mi mida activa.
  4. Conviví con todos: desde los soldados rasos hasta el mejor de los generales.
  5. En el ejército conocí cada rincón del mundo romano, viajando por  calzadas ríos, mares o  veredas.
  6. Cuando llegó la hora de licenciarme ya por mi avanzada edad, no regresé a mi tierra, sino que me quedé allí donde presté mi último servicio.

Pistas:

  1. Aparezco en una de las entradas de este blog.
  2. No soy un ser humano.
  3. Aún me puedes encontrar en milenarios caminos

Evidentemente, hay que averiguar su nombre.

 

Suerte.

Los ritos de los difuntos en la Roma Antigua

Ahora que nos acercamos a la ya habitual celebración en nuestras tierras hispanas de “Halloween”, me gustaría comentaros cómo afrontaban el recuerdo de sus muertos nuestros antepasados romanos:mascara

Una de las características definitorias de todas las fes indoeuropeas es la creencia en la existencia de un “axis mundi” o eje del mundo, centro indiscutible de toda creación; los ejemplos más conocidos son sin duda el Ygradssil nórdico o el Irmminsul sajón, pero obviamente no son los únicos. Los anglosajones antiguos, en concreto  los habitantes celtas de Gran Bretaña, “guardaban su Año Nuevo en Noviembre.” En Wales y Escocia; “llegado Noviembre es el tiempo de que los fantasmas sean recordados.”

Es aquí, precisamente en esta ceremonia druídica anterior a la etapa cristiana, donde radica  la vinculación de la celebración del culto a los muertos, con la tradición actual occidental y la actual festividad de Halloween.  En la fiesta conocida como la noche de Samhain que se celebraba el 1 de noviembre, en el comienzo del año nuevo en el calendario celta.

En el caso de nuestra madre Roma su “axis mucalabazandi” era el “mundus” un antiquísimo pozo excavado en la colina del Palatino y que según las creencias ancestrales romanas servía para comunicar el mundo de los vivos con el de los muertos, por ello recibía el terrible epíteto de la puerta del Orco.

De este modo el “mundus” se hallaba habitualmente tapado con una gigantesca roca para evitar que los muertos trataran de escapar aunque según las tradiciones ésta  debía de ser retirada en determinadas ocasiones al año con motivo de diversas festividades relacionadas con el culto a los difuntos y a los poderes ctónicos del subsuelo. Estas fechas estaban marcadas en el calendario festivo romano como días nefastos pues se creía que los muertos caminaban por la tierra y podían interferir de manera negativa en la vida de los hombres, sobre todo los implacables lémures espíritus vengativos y malvados, contraposición de los benignos lares.

Estos lémures tenían su propia festividad, llamada lemuralia o lemuria

Fiestas que se celebraban durante los días 9, 11 y 13 del mes de mayo para conjurar a los Lémures, a las almas de los muertos.

Durante su celebración se llevaban a cabparcaso multitud de rituales apotropaicos destinados a proteger a los vivos de las malvadas intenciones de los lémures, algunos de estos ritos  tenían un carácter cívico como la elaboración de la salsa sagrada por parte de las vírgenes vestales y otros carácter doméstico realizados por el “pater familias” en el ámbito del hogar.  Existían diversos rituales domésticos para ahuyentar el mal. A medianoche, el jefe de la familia se levantaba y con los pies descalzos recorría los pasillos de la casa haciendo chasquear los dedos para espantar a los espíritus, arrojando hacia atrás, sin volver la cabeza, habas negras (que se consideraban que eran el sustento de los muertos en el más allá), y repitiendo nueve veces seguidas: “Con estas habas me rescato y rescato a los míos”. Finalmente, después de una lustración con agua sagrada, golpeaba una placa de bronce (pues se decía que los lémures no soportaban ese sonido), repitiendo otras nueve veces: “Espíritus de mis antepasados, fuera de aquí”.  También se tallaban réplicas en cera de los rostros de los miembros de la familia, un sacrificio sustitutorio que servía para engañar a los lémures y su insaciable apetito maligno.

Debido a que la cera en la antigua Roma era un material caro que sólo podían permitirse las familias acaudaladas, el populacho empezó a tallar los rostros de los familiares en determinadas hortalizas como la calabaza, lo cual es para muchos el origen de las populares calabazas de Halloween.

Texto inspirado en las páginas: Texto de Ampa Galduf/Arquehistoria; texto de Rattus Norvegicus, http://ahierrofrio.blogspot.com.es/ y http://saturnales-rev.blogspot.com.es/.

El final de los αἰνίγματα

Después de casi cinco años de andadura, la serie de αἰνίγματα clásicos que he utilizado como recurso y motivación en mis clases, queda finalizada con el número veintitrés.  Lo cierto es que la expieriencia se ha agotado por sí misma: el últmo enigma ha tenido poco eco entre mi alumnado y ha quedado sin resolución.  Habrá que ir buscando otros vientos en las aguas de las tecnologías para enganchar y motivar a los estudiantes de lenguas y culturas clásicas.

Pero antes de terminar, quiero agradecer a todos mis antiguos alumnos su paticipación e interés. Un saludo para todos vostros.

La peluquería en la Roma antigua

Janet Stephens, una peluquera de Baltimore (Maryland – EE UU), mediante una tarea de investigación en las fuentes escritas y plásticas, ha conseguido recrear los peinados de las damas de alta alcurnia de la antigua Roma.  La información completa se puede leer en este enlace:  La peluquera arqueóloga que dejó boquiabiertos a los expertos. Aquí vemos algunos ejemplos de retratos femeninos:

 

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Este es un vídeo de Janet Stephens en acción:

En este otro enlace están todos sus vídeos

En fin, ya veis que estudiar a los romanos no sólo es “rosa, rosae” 😉

αἴνιγμα 23

Bien, aquí está el enigma número 23.  Arriba hay algunas fotos que os pueden servir de ayuda.

– Las cuatro fotos son: una ilustración de la batalla entre generales romanos, los retratos de éstos y un retrato de ub escritor griego que escribió la historia de la guerra entre atenienses y espartanos.

– Hay que averiguar:

  1. ¿Quién soy?
  2. ¿Quién es ese rey que desafió a la muerte.
  3. ¿De qué guerra se trata?
  4. ¿Quiénes son los generales?

Suerte

Veo que habrá que ofrecer un pequeña pista: “no soy una persona”.

Ahí va otra pista: “soy una ciudad”.

Y otra más: “en esta ciudad se desarrolla una famosa comedia de Plauto”.